Sobre Ta’ang, de Wang Bing

bd8d04_f23f5d33059f4b4a8876df9a6292956b

Ta’ang (Wang Bing, 2016) es una película sobre refugiados de guerra, sobre fronteras, sobre un conflicto armado entre China y Myanmar que en Europa no se conoce. Tuve la oportunidad de verla hace unos días en el cine Zumzeig de Barcelona. Ver películas de Wang Bing sigue siendo un doble acontecimiento, no solo por su dimensión emocional, también por lo difícil que es aún hoy día acceder a ellas.

Su cine tiene la virtud, inmensa, de trascender lo cinematográfico. Su actitud hacia lo filmado irradia bondad y humanidad. Saber acercarse a las personas, marcar en todo momento la distancia debida, no es algo que se pueda aprender en una escuela de cine, está más relacionado con la ética del ser humano. Algo tremendamente difícil de medir. Wang Bing despoja al cine de todo discurso hiperbólico sobre técnicas, dispositivos y metáforas imposibles para centrarse en lo puramente humano. Sirve Ta’ang como ejemplo pero también su anterior ‘Til Madness do us part, filmada en un manicomio de China, o la inmensa Al oeste de los raíles.

Hay algo que me llamó mucho la atención, y es esa aparente ausencia de tragedia, tal y como la podemos entender desde nuestra perspectiva europea. Existe una transparencia enorme de lo que se filma, no hay rastro de esa “tragedia” que desbordaría la película si estuviese filmada por un cineasta europeo. Quizás es generalizar demasiado, pero no hay más que pensar en esa cantidad de “cine de derechos humanos” que se hace en Europa, películas que se sostienen mediante tramas y leitmotivs, a las que le falta un telón al inicio y otro al final.

Y no solo en la manera de acercarnos a filmar somos diferentes, también en la forma de mostrarnos delante de la cámara, frente al otro. Hay una entereza, una ausencia de indulgencia en el cine de Wang Bing –y quizás en gran parte del cine asiático- que no hace más que mostrar las carencias y grietas del discurso misericorde y caritativo que alimentamos desde Europa.

Ojalá todo fuese tan sencillo como desaprender tantas lecciones que llevamos en el ADN y reducir todo al lado humano del cine.

AM

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s